martes, enero 16, 2007

Literati/ Barry McCrea






"Al final, abandoné mi nueva vida, y a las personas que me habían ayudado a construirla, y regresé al mundo de juegos extraños y sistemas secretos del que ellos me habían salvado"

3 comentarios:

Conchi Díaz dijo...

LITERATI

Esta novela parece prometer ser interesante por el tratamiento de un tema tan novedoso como es la introducción del protagonista, Niall, en un “grupo” llamado Pour Mieux Vivre que utiliza los libros como sistema de adivinación (los “sortes”) y que a través de este sistema se interna en los conocimientos del mundo pasados, presentes y futuros alterando incluso la percepción de la realidad y con la finalidad de conocer un mundo y una vida nuevos. Pronto se diluye este interés en el aburrimiento de la repetición de los sortes, en la búsqueda en casi todo el libro de Niall de sus otros dos compañeros de grupo o de información sobre Pour Mieux Vivre y de las constantes juergas universitarias. Quizás, si el mismo libro tuviera 200 páginas menos, sería más fluido al concentrarse los pocos hechos relevantes que en él suceden. El actual tal como está estructurado, por su temática repetitiva y por su volumen me parece un libro a medias que podía haber desarrollado algunos temas que no se tratan o apenas se desarrollan. Estos temas bien podían ser el mundo universitario (la iniciación de Niall y la gente que conoce, el ritmo de las clases, las exigencias de los profesores y su adaptación), la amistad entre Fionnuala y él, la procedencia de Fionnuala de Belfast (la situación del proceso de paz en el tiempo de desarrollo de la novela en 2004, la opinión de los personajes en relación al terrorismo y el proceso de paz y como lo viven), las sectas y las personas que utilizan la adivinación para tomar decisiones, los prejuicios u estereotipos que existen sobre la homosexualidad, las preocupaciones de su familia ante sus desapariciones, la ruptura de la madre de su amigo Patrick (como lo vive éste y como lo vive el padre) y, por supuesto, qué es de Pour Mieux Vivre, el grupo que siguen Niall y sus dos amigos. Por si esto no fuera poco, el autor no se decanta por darle un final al libro, dejando el mismo abierto, dando la impresión de que no se atrevía a darle entidad a este grupo más allá de lo poco que nos dice del mismo o declarar que todo ha podido ser una invención de Sarah. Lo poco que da ganas es de ir a Irlanda y comprobar con callejero en mano si sus extensas descripciones de lugares se corresponden con lo real o ver si los acentos de los lugareños son tal cual los describe su autor. Lo triste es que no es una percepción únicamente mía sino la de un amplio grupo de compañeras del club de lectura donde hemos compartido nuestras opiniones respecto del mismo, llegando a considerarlo un “puf”, un producto de una editorial sin mucha consistencia.

Gladys dijo...

Expansión
Con esta palabra definiría el documento, registro o libro que nos presenta
Barry Mc Crea en Literati.

Esta narración se centra en un personaje joven que reta lo tradicional, arcaico o incluso monstruoso que se le presenta en el día a día. Las costumbres diarias del mundo moderno nos conducen lentamente al hecho de darlo todo por sabido, de sentirnos incluso por encima de cualquier eventualidad o de que cualquier problema, bien sea social, familiar o laboral, pueda llegar a solventarse sin más. Tendemos incluso a hundirnos en lo absurdo sin criterio alguno, de convertir lo insano en sano, lo seguro en inseguro, lo descomunal en normal y lo pobre e inconsistente en radiante. Todo un mar de incongruencias que se nos revierte en algo vertiginoso: en el esplendor de la blanca espuma que no sólo nos salpica, sino que nos invade, arrolla y arroja hacia un desafío descomunal – combustible, cambios climáticos e irracionalidad.
Un entramado estructurado, propuesto y seguido por el hombre desde una visión clavada en el horizonte perdido de una pantalla de televisión.

Un joven de diecinueve años, Nail, va en busca de su expansión. Pero los métodos convencionales no le atraen. Su sendero particular lo aparta e individualiza. Su capacidad de novedad le empuja hacia lo desconocido, quiere llegar al éxtasis, a aquello no ultimado. Inteligencia y juventud pugnan por ganar una batalla, su ser está confuso, el arbitraje ante su propia naturaleza le falla, no puede, se deja ir; miedos, convulsiones le sobrecogen sin que al final tampoco le ayuden a tomar esa anhelada ‘decisión’. Presiente que la solución siempre está por venir. Sin embargo, su ansia de expansión no le encamina hacia el mundo de lo infinito. No, él no va en busca del más allá, sino de algo muy concreto; para ello no duda en plantar cara a su propia vida, trata de enlazar lo real con lo posible. En esa conquista no se olvida que, como el alpinista, necesita de bastones y brújula para guiar su aventura. Así va forjando su tejido interno, también al arrimo de la tintineante luz de las velas que le absorben a la eterna búsqueda de su 'algo' concreto.
Finalmente, Nail, con diecinueve años, para. Su expansión ha finalizado, su espacio ha llegado al límite y su juego ha quedado abierto al infinito; ese, su último y más puro sincronismo, le devuelve al camino singular, sin más.

Anónimo dijo...

He leído en la web opiniones encontradas acerca de esta novela. En mi opinión me pareció demasiada cargada de marcas de bebidas alcoholicas, lugares dentro de Dublín, datos innecesarios. En algún momento de la novela parece que no avanzo. La traducción, en algunos párrafos principalmente al principio, es deficiente. No comprendo cómo el sello Planeta se coloca tan a la ligera.
De lo que aplaudo, independientemente de la carga de detalles, es que el narrador expresa la tranquilidad, angustia, o desesperación de manera acertada a través de la escritura.
Los temas: las sortes vinculado a la búsqueda de identidad del personaje gay, me parece original y siento que el autor, Barry McCrea, debió sacarle mayor provecho. En algún momento me pregunté cómo subsistían los personajes. ¿Lavarían su ropa, comerían?.
Al parecer es la primera novela de este autor y ya tiene otra. Esperemos que las críticas que se le hacen a través de estos blogs le sirvan en su crecimiento.

Emmanuel
probabilista2004@yahoo.com.mx