martes, febrero 22, 2011

Paraíso inhabitado/ Ana María Matute









DOSSIER


3 comentarios:

Francis dijo...

Hasta ahora he leído la mitad del libro Paraíso inhabitado.
Para mí, es el mundo de una niña, Adriana, lleno de imaginación que fluye de su inocencia con total lógica. "Nací cuando mis padres ya no se querían", así empieza la novela, con una frase aplastante, llena de crueldad, que desde mi punto de vista, lleva a la niña a desear vivir en su mundo imaginario, creado por personajes, en el cual se puede decir la verdad, su verdad, y no como en el "mundo real" donde hay que aparentar, el mundo de los Gigantes, como lo llama la protagonista.
Seguiré leyendo......
Con la imaginación podemos construir lo que queramos, eso es crear.

Gladys dijo...

Un paraíso inhabitado
Ana María Matute

Un unicornio pasa ante nosotros y, como una ráfaga intempestiva, nos abre cerrojos añejos y puertas gloriosas. Asombrosamente nos descubre así espacios de otros mundos, aquellos que hasta ahora se hallaban extraviados en el silencio más profundo de algún océano.
Es como si desde lo alto de sus letras, Ana María Matute nos lanzase un cabo para guiarnos en la busca de buques aparentemente sumergidos en la inmensidad del sueño.
Dos señoras adorables, un amigo y el protector de este, se evocan desde un espíritu humano y retador de la protagonista; estos personajes emergen resplandecientes y se aposentan cuidadosamente en cada palabra, en cada espacio y en cada secuencia de este relato sobre: un paraíso inhabitado.

pastelito dijo...

Me esta gustando el Paraiso inhabitado y me sorprende
la prosa de ana maria matute al contar la historia del paso de la niñez a la adolescencia con tanto detalle y a la vez de forma tan interesante que atrapa al lector. La parte de magia que los personajes infantiles aplican a todo aquello que no llegan a comprender, me lleva a pensar ese mundo que uno, de niño, se va inventando a medida que la realidad no llena ciertos vacios afectivos.
Tengo mucho interes por vuestros comentarios al final esta lectura.